Imagen
BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO
La Confesión Positiva
La Nueva Unción
LA PROSPERIDAD
LA ENFERMEDAD CONSECUENCIA DEL PECADO
LOS PROFETAS Y APÓSTOLES HOY
La Iglesia
LA GUERRA ESPIRITUAL
LOS MILAGROS Y MARAVILLAS
LA DISMINUCIÓN DE DIOS
EL ARREPENTIMIENTO
ESTUDIO DEL G12
La Maldición Hereditaria
La Sanidad Interior
LAS VISIONES Y REVELACIONES
El Poder de La Fe
 
LA ENFERMEDAD CONSECUENCIA DEL PECADO
   
   
¿Qué propone sobre este tema el G-12?
"…La gente ignorante culpa a Dios de su enfermedad sin querer reconocer sus propios errores. El hombre de fe está seguro que ninguna enfermedad se podrá enseñorear de él, porque Él (Dios) destruyó en su cuerpo la enfermedad y la salud física es la medicina de Dios para todos nosotros”. Encuentro, Pág. 7· “Según nuestro prisma la bendición máxima de Dios para nosotros es la sanidad”. MRE. Pág. 100
Resumen:

1. Las enfermedades son causadas por nuestros pecados.

2. La enfermedad revela falta de fe.3. Jesús destruyó en su cuerpo la enfermedad.
Análisis Bíblico:
1.- La enfermedad en un persona puede tener una serie de causas:

a) Consecuencias físicas.

b) Consecuencias psicológicas.

c) Consecuencias genéticas.

d) Consecuencias espirituales.


2.- Dios puede permitir enfermedades con propósito:

a) El caso del ciego de nacimiento, no era como consecuencia de un pecado personal o de sus padres (Jn. 9:1-3). Esto fue con el propósito de mostrar el poder de Jesús. b) Dios no dio al apóstol pablo la sanidad por él pedida, hasta tres veces; y sólo tuvo como respuesta: “Bástate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en la ‘tu’ debilidad”. 3. El don de sanidad en la Biblia: a) La naturaleza del don:· la naturaleza exacta de este don no es muy clara de interpretar en la Biblia, pero lo que sí llama la atención; es el hecho de que la Biblia se refiere a el no como ‘don de sanidad’ sino como ‘dones de sanidades’ o ‘dones de sanidad’ (1 Co. 12.9 y 30). Esto, parece implicar que cada vez que Dios trae sanidad en una persona, ese es el don en sí.

b) En especial, en lugares donde se ha estado comenzando la predicación del evangelio; se tiene testimonios (no solo de grupos pentecostales) de sanidades obradas por medio de la oración.

c) La importancia de la fe, no sólo de quien está enfermo sino también del que ora por sanidad (Stg. 5:14-15), pero por sobre ello, está la voluntad de Dios y su soberanía. d) Un gran peligro a evitar es el de no recurrir a la medicina para tratamiento de enfermedades, pensando que solo Dios puede dar sanidad y que pondrá en riesgo la salud de la persona. e) La sanidad, como vimos, no depende sólo de la fe del pastor o anciano que ora, sino también de la voluntad de Dios. f) Es deber del pastor o anciano orar por sanidad, no sólo física sino también espiritual.


Conclusiones:

1. El G-12 afirma que la enfermedad se debe a la falta de fe y al pecado.

2. La Biblia muestra personas enfermas según el propósito de Dios (1 Co. 12:7-10)

3. El pensar que es por falta de fe que las personas no se sanan nos puede llevar a conclusiones erróneas, tales como: · Si uno está enfermo, es por falta de fe o estar en pecado.· Sanidad con requerimiento de fe.· Creyente que no se sana, después de haber pedido en oración, puede llevarle a resentirse contra Dios.· Pensar que Dios puede tener favoritos.